Guía para tu bautizo de buceo

Vamos a desarrollar la teoría básica de buceo o mejor dicho… vamos a comentar los conocimientos que te van a transmitir en la parte teórica de tu próximo bautizo de buceo. Son conocimientos esenciales y primordiales en buceo, en los que podrás profundizar si lo deseas en Buceitos.com.

La intención de esta guía es que puedas asistir a tu bautizo de buceo con las ideas claras y organizadas, de modo que nada te suene a «nuevo» y así puedas prestar mucha más atención a tu instructor o instructora de buceo y le puedas comentar todas las dudas, inquietudes o cuestiones que te surjan. ¡Vamos a ello!

Explicaciones y conocimientos en el bautismo de buceo

El equipo en tu bautizo de buceo

Una de los primeros aspectos que te explicarán será el equipo que llevarás. Porqué lo llevamos y cómo se usa.

  • Verás como se coloca la botella en el chaleco y cómo, tras ello, se monta el regulador en la botella. Es un proceso muy sencillo que seguramente realizará tu instructor pero quizás puedas hacerlo tu bajo su supervisión directa.
  • Tras ello recibirás la explicación acerca del uso del chaleco. Verás que en la tráquea de dicho dispositivo existen dos botones y una boquilla. Uno de los botones sirve para deshinchar el chaleco e hincharlo por la boquilla y el otro botón nos servirá para hinchar el chaleco, con aire que llega de la botella, servido por el regulador. Recuerda:
    • El chaleco se deshincha para descender.
    • Se hincha para mantener la flotabilidad a un nivel y no seguir descendiendo o buceando pegados al fondo.
    • Jamás se hincha para ascender a superficie. Debemos hincharlo una vez estemos ya en la superficie.

Puedes informarte de todo, a fondo y entender los porqués accediendo aquí: profundidad, presión y el volumen en el buceo.

¿Por qué no se hincha para ascender? porque la velocidad de ascenso sería superior a la permitida en las normas básicas del buceo. Aquí podrían interferir temas como la enfermedad descompresiva y también la sobre expansión pulmonar. Verás como en el bautizo de buceo ascenderás muy poco a poco, deshinchando el chaleco y subiendo mediante el propio aleteo (no porque el aire del chaleco nos lleve hacia la superficie).

  • También nos enseñarán cómo compensar el diferencial de presión que se produce en la máscara. Es muy sencillo, ya veremos que simplemente debemos soltar un poco de aire por la nariz. De este modo se elimina el «placaje» de la máscara producido por el incremento de presión.
  • Vaciado parcial de la máscara. Un sencillo ejercicio que tendremos que realizar si, por algún casual, nos entrase algo de agua a través de la máscara. No suele ocurrir, pero podría pasar y hemos de saber que es un pequeño problema que se resuelve de forma muy sencilla:
    • En primer lugar sujeta el marco de la máscara, por su parte superior, simplemente ejerce una ligera presión con dos dedos, justo en la zona del entrecejo.
    • En segundo lugar, posiciona tu cabeza mirando hacia la superficie. Es decir «mira para arriba»
    • Finalmente expulsa aire por tu nariz. Dicho aire desalojará por completo el agua que haya podido entrar en tu máscara.
    • Tres sencillos pasos: sujeta la máscara – mira hacia arriba – suelta aire por la nariz.
  • Purga del regulador. Otro pequeño ejercicio que podrás realizar y probar con tu instructor antes de ir al agua. Simplemente se trata de «limpiar o vaciar el regulador». Al igual que en la máscara, si nos entrase algo de agua en el regulador, no debemos agobiarnos ni asustarnos (podemos seguir respirando igual). Pero para respirar totalmente cómodos debemos realizar el vaciado del regulador. Hay dos formas:
    • La primera. Al igual que vaciarías el tubo de snorkel cuando entran algunas gotas de agua: soplando fuerte. Así que simplemente soplando, el poco agua que queda en el regulador se desalojará fácilmente.
    • La segunda. Haciendo uso del botón de purga. En el fondo es el mismo principio pero en lugar de soplar nosotros, es el regulador el que introduce aire de la botella, para desalojar ese agua.
  • Control de la presión de la botella. Nos indicarán dónde está el manómetro y cómo interpretar su lectura. La presión de nuestra botella nos está indicando el aire que todavía nos queda para bucear. Verás que suele ir de 0 bar a 200 bar y que siempre debemos estar de vuelta, en la superficie, al menos con 50 bar. Por ello… no te preocupes por ello en tu bautizo, ¡vas a tener aire de sobra!

También te explicarán para qué usamos otros elementos del equipo: por ejemplo de qué y cómo nos protege el traje de neopreno y también te explicarán como realizar un aleteo perfecto en tu bautizo de buceo. Pero lo más importante del equipo es lo anterior y será más que suficiente que recuerdes estas cuatro cosas: No se hincha el chaleco para ascender, elimino el placaje de la máscara soltando algo de aire por la nariz, cómo vacío la máscara de agua y cómo vacío también, el regulador (Todo ello bajo el agua. Sin necesidad de ascender a la superficie).

Nuestro cuerpo en el bautizo de buceo

Además de los aspectos que pueden ocurrir con el equipo, nos explicarán qué ocurre en nuestro cuerpo al someternos a la mayor presión que supone bucear. ¡No te asustes! Sólo dos cosas muy lógicas y sencillas de realizar.

  • Lo primero que debemos saber es que en buceo con botella: jamás aguantamos la respiración. Nada de tomar aire y aguantarlo dentro de los pulmones. No estamos haciendo apneas y tenemos aire de sobra en nuestra botella. De modo que respiramos siempre por la boca y de forma totalmente natural, lento y todo lo profundo que queramos, pero sin aguantar jamás la respiración.
  • Debemos compensar nuestros oídos. Igual que ocurre con el placaje de la máscara, que solucionábamos metiendo aire de nuestra nariz a la máscara; así ocurre con el espacio aéreo que existe en nuestro oído medio. Recuerda compensar tus oídos, cuando comenzamos a descender y durante el descenso, con la maniobra de Valsalva.

Si deseas aprender más sobre todo ello, puedes acceder aquí a los conocimientos sobre fisiología del buceo

  • Otro aspecto fundamental es el adecuado control, dentro de los límites, de las variables tiempo y profundidad. En un bautizo jamás, ni tan siquiera nos acercamos a dichos límites; por lo que no es algo que deba preocuparnos. Pero si deseas realizar tu curso de buceo o un descubrimiento de buceo certificado, para convalidar por tu curso muy seguramente el instructor o instructora de tu bautizo de buceo ya te introduzca un poco este tema: la importancia en el buceo de las variables tiempo y profundidad.
  • Finalmente debemos poner atención a nuestra velocidad de ascenso, cuando toca regresar a la superficie. Tu instructor o instructora te explicarán bien, si realizas un bautizo certificado o inicias tu curso de buceo. Pero puedes quedarte ya con la idea: no debemos ascender a más de 9 metros por minuto.

De todos modos en tu bautizo de buceo estás codo con codo, con tu instructor o instructora. Ellos estarán pendientes de todas estas variables. Además el tiempo y la profundidad a la que practicamos un bautizo de buceo queda ya muy lejos de los límites de descompresión y no debes preocuparte más que de esas dos cosas: respira normal, sin aguantar el aire y recuerda compensar tus oídos.

La comunicación subacuática

Como es lógico no podremos hablar bajo el agua. Bueno, realmente… si podemos pero ¡no nos vamos a entender! 😉 Debemos pactar unas señales para comunicarnos bajo el agua. No te preocupes demasiado ya que son pocas, muy simples y además muy lógicas. ¡Vamos a verlo!

  • Señales de estado. Nuestro instructor nos va a preguntar cada poco tiempo qué tal estamos. Debemos responderle siempre que nos pregunte. En el caso de no responderle… pensarán que tenemos algún problema.
    • Estamos bien: respondemos con la misma señal que nos ha preguntado: 👌 (Todo bien)
    • Tenemos algún problema: respondemos moviendo la mano, con la palma abierta: 👋 (Problema con… «señalo dónde»)
      • Mis oídos: 👉👂 (si te molesta el oído)
      • La nariz: 👉👃 (Si tienes la sensación de no poder vaciar tu máscara o eliminar el placaje)
      • El regulador: 👉 👄 (Señalas hacia la boca, si no recuerdas cómo purgarlo)
  • Señales de control. Nuestro instructor va a estar controlando el tiempo, la profundidad y el aire que nos queda en la botella. Nos van a guiar en todo, de forma cercana y no debemos estar pendientes de estas variables en nuestro bautizo. Debemos dedicarnos a respirar con normalidad y a disfrutar del entorno y gozar con nuestro bautizo. Pero si nos vemos cómodos, estamos bastante bien bajo el agua y vamos adquiriendo soltura, quizás podamos echar un ojo a nuestro manómetro y ver cómo vamos de aire. Podemos mostrar a nuestro instructor el aire que nos queda (aunque el ya lo sabrá, aunque no lo creas). O el nos puede comunicar el aire que nos queda. Es muy sencillo:
    • 🖐️🖐️ – Así marco que tengo 100 bar (o haciendo una T con ambas manos, indicando media botella)
    • 🖐️✌️ – Así marcamos que nos quedan 70 bar
    • Y así sucesivamente: 6 es 60, 8 es 80, 9 es 90… Simple ¿verdad?
  • Señales de ejecución. Serán señales que ya habrás pactado con tu instructor antes de ir al agua. Simplemente son las señales para recordarte la ejecución de algún ejercicio. Tu instructor lo hará bajo el agua, para marcarte los pasos que tienes que seguir al ejecutar alguna acción. Por ejemplo: para vaciar tu máscara de agua, para purgar tu regulador, para eliminar el placaje de la máscara. Tal cual, lo habréis practicado antes, fuera del agua, mientras te lo explicaron. Son señales secuenciales para ir completando una acción sencilla, bajo el agua.
  • Señales de movimiento. Son señales que nos marcarán movimientos, direcciones o ritmos. También estarán totalmente habladas antes de entrar al agua. Pero son tan básicas como intuitivas y seguro que no llevan a confusión alguna. Algunos ejemplos:
    • 👍 – «vamos a ascender»
    • 👎 – «vamos a descender»
    • ✋ – «quieto, deja de aletear»
    • 🖐️ (moviéndolas de adelante a atrás) – «despacio» o «tranquilos»
    • (una mano en forma de aleta de tiburón señalando una dirección) – «nos comunica que iremos en esa dirección»

Y otras señales pero que no es necesario conocer en tu bautizo. Generalmente sólo utilizarás la señal de ok 👌 para indicar que todo está bien y que te lo estás pasando en grande. O la de mover la mano señalando que algo no anda bien, para poder corregirlo con tu instructor. No obstante, ves que se aplica la lógica y el sentido común. De modo que todo lo que es necesario e importante, lo podemos transmitir perfectamente bajo el agua.

  • Señales acústicas. Generalmente no es necesario emplearlas en un bautizo de buceo. Pero si por ejemplo vamos muy despistados bajo el agua y el instructor quiere que le miremos porque va a comunicar algo, quizás escuches bajo el agua un sonido metálico o algo así como el «cuack-cuack» de un pato. Son las señales acústicas más empleadas por los submarinistas, bajo el agua. Si escuchas esto, o algo similar, ¡mira a tu instructor!

Si te interesa, aquí puedes conocer mucho más acerca de la comunicación en el buceo.

Tras explicarnos el equipo y su funcionamiento, comentar los aspectos fisiológicos que nos afectan a los buceadores, ver cómo los corregimos y dejar claro cómo nos comunicaremos bajo el agua seguramente te pondrás manos a la obra: toca equiparse.

Si buceamos desde barco, antes de ponernos el equipo pesado y de lanzarnos al agua, nuestro instructor hará un repaso de los aspectos más importantes en el bautizo:

  • Respira normal, sin aguantar el aire nunca.
  • No se hincha el chaleco para ascender.
  • Compensamos los oídos al descender.
  • Máscara y regulador… se vacían de agua introduciendo aire.

Tras ello ¡iréis al agua!

Comienza tu bautismo de buceo

Ya estamos correctamente instruidos y equipados. Toca ir al agua y puede ser que entremos desde playa o nos tengamos que tirar desde una embarcación. Tu instructor te indicará en cada caso, pero es algo muy sencillo que puedes llevar ya en la cabeza:

  • Si entramos desde playa: entrarás con las aletas en la mano (es mucho mejor colocarlas ya en el agua, con el chaleco bien hinchado). No es muy cómodo caminar por la arena con las aletas puestas, si no estamos acostumbrados a ello.
  • Si entramos desde una embarcación:
    • Nos tiraremos dando un paso grande al frente: sujetando nuestra máscara y regulador con una mano y el cinturón de plomos con la otra. En el caso de las embarcaciones rígidas o neumáticas con plataforma.
    • Si vamos en una embarcación neumática o pequeña embarcación de madera: nos lanzaremos hacia detrás, estando sentados. Del mismo modo, una mano sujeta nuestra máscara y nuestro regulador y la otra sujeta el cinturón de lastre.

Nuestra instructora o instructor estará con nosotros en agua, permaneceremos unos minutos en la superficie para relajarnos, probar a respirar con el regulador, con la cabeza dentro del agua. momento ideal para mantenernos tumbados en la superficie, flotando con el chaleco hinchado y con la cabeza dentro del agua, observando los peces y el fondo marino mientras respiramos por el regulador, nos acostumbramos al equipo, movemos un poco las piernas para probar el aleteo etc.

Acto seguido, nuestro instructor nos indicará el descenso y nos recordará que compensemos los oídos. Comenzaremos a deshinchar el chaleco (o lo deshinchará el instructor) y solo nos preocuparemos de mantener el ritmo de la respiración calmado y compensar nuestros oídos con la maniobra de Valsalva mientras comenzamos a descubrir las maravillas del océano.

El instructor nos llevará hasta la profundidad adecuada, regularemos y estabilizaremos nuestra flotabilidad a ese nivel (hinchando con pequeños toques nuestro chaleco) y disfrutaremos junto a nuestro instructor durante todo el bautizo de buceo. Recuerda comunicar cualquier problema o sensación al instructor mediante las señales, piensa que cualquier problemilla lo podemos solucionar bajo el agua y tan sólo céntrate en disfrutar. Observa este nuevo mundo y aprecia la calma, la quietud y el silencio de esta actividad que sin duda, te va a encantar.

Durante el bautizo de buceo

Por norma general, una vez alcanzamos la profundidad deseada y comenzamos a disfrutar todo va sobre ruedas. Si hay alguna molestia en el oído, nos entra algo de agua en el regulador o en la máscara… son pequeños imprevistos que suelen ocurrir al principio. Pero por lo general, una vez que estamos ya abajo, cómodos y disfrutando del entorno de buceo… todo seguirá perfecto hasta que terminemos la actividad.

De todas maneras, vamos a comentar las situaciones que pueden darse a lo largo de un bautizo de buceo, cómo hemos de actuar y cómo discurrirá la situación, bajo el agua.

Se trata de avisar que tenemos algún problema y señalárselo al instructor. Verás como de forma tranquila se resuelve bajo el agua, sin problema alguno. Tu instructor te recordará bajo el agua lo que tienes que hacer y lo repetirá las veces que sea necesario. Si el problema viene por no poder compensar bien los oídos no realices más fuerte la maniobra de Valsalva. Comunícale a tu instructor/a (👋 + 👉👂) y simplemente ascenderéis juntos medio metro o un metro, para bajar de nuevo, más lento y compensando los oídos de nuevo.

Pero si te molesta el oído (o ambos oídos) no aguantes la molestia, ni dejes que la molestia se convierta en dolor. Tampoco sigas descendiendo sin compensar bien: debemos ascender hasta un punto donde deja de molestar y volver a descender, mucho más despacio y ecualizando bien los oídos. Y lo harás junto a tu instructor, como si fuerais uña y carne, así que no te preocupes. Además lo normal es que los oídos compensen bien y todo irá como la seda si no estamos resfriados, ni hay mucosidad etc.

Lo mismo si nos entra algo de agua en la máscara. Es molesto porque no permite que veamos bajo el agua con normalidad. Veremos borroso y hay muchas personas a las que el agua salada les molesta demasiado en los ojos, por lo que será bastante incómodo. Además ese agua se puede quedar en la zona de la nariz, donde notaremos ese burbujeo, que tampoco es nada cómodo al entrarnos agua de repente por donde antes no entraba.

Señala el problema a tu instructor y repetirá contigo la secuencia para que no te equivoques en ningún paso. Recuerda: sujetar la máscara con uno o dos dedos, sujetando del marco; mirar hacia arriba y finalmente soltar aire por nuestra nariz. La presión de este aire dentro de la máscara expulsará y limpiará completamente nuestra máscara.

Lo mismo si deseas purgar tu regulador. Recuerda que solo tendrás que pulsar del botón de purga pero si te pones [email protected] o no recuerdas en ese momento cómo se hacía, avisa a tu instructor, señálale el problema y haréis juntos la secuencia del ejercicio para purgar el regulador.

Perder una aleta. No suele ocurrir pero puede ocurrir y no debemos asustarnos por ello. Notaremos que nos falta algo; ya que cuando llevas unos minutos aleteando, al perder una aleta la sensación es como si nos «faltase» algo en el cuerpo. Seguramente nuestro instructor se haya dado cuenta, pero sino… lo avisamos y ya está. Volverán a colocarnos perfectamente la aleta, bajo el agua, sin salir a superficie. Avisamos, nos quedamos quietos y relajados, seguimos respirando normalmente y nos colocarán la aleta en el pie como el príncipe a su cenicienta. ¡Y a seguir buceando normalmente!

Recuerda que son las situaciones más comunes y que normalmente llamamos «los problemas posibles en un bautizo de buceo» pero no son problemas como tal. Simplemente son eventualidades, que podrían ocurrir y que un buceador certificado y preparado soluciona de forma automática, bajo el agua. Pero en un bautizo de buceo, al no haberlo hecho nunca, son pequeñas situaciones que podrían preocuparnos o ponernos nerviosos o nerviosas porque no estamos acostumbrados a ello.

Son situaciones muy sencillas de resolver y que no generarán ningún problema. Debemos saber que podrían darse y que de forma tranquila se pueden resolver, muy sencillamente, bajo el agua. También hemos de señalar que no se suelen dar y si se da alguna… será una de las más típicas, que hemos descrito antes. Y además podemos seguir algunos ítems para evitarlas:

  • No bucees si estás acatarrado, sales de un proceso gripal o alérgico o tienes mucosidades. Cumpliendo esto podrás compensar tus oídos normalmente y no te darán molestia de ningún tipo.
  • Si tienes una máscara para snorkel a la que ya estás [email protected]… úsala en un tu bautizo. De lo contrario prueba bien tu máscara antes de ir al agua, solicita que te la cambien si no te ajusta bien y pregunta a tu instructor para que se asegure que se adapta perfectamente. De esta manera será muy difícil que nos entre agua durante la inmersión.
  • Fuera del agua, prueba unas cuantas veces a respirar por tu regulador. Prueba a sujetarlo bien en tu boca y acostúmbrate bien a él antes de descender en tu bautizo. De esta forma lo sujetarás a la perfección durante todo el buceo y será prácticamente imposible que te entre ni una gota de agua.
  • El placaje de la máscara también es algo que puedes probar fuera del agua. Con la máscara puesta toma algo de aire por tu nariz: producirás un vació y te auto practicarás un placaje de máscara. Esa es la sensación que tendrás bajo el agua. ¿Cómo lo arreglamos? soltando algo de aire por la nariz para introducir aire. Es sencillo, pero si lo practicas unas cuantas veces fuera del agua… te será mucho más sencillo realizarlo luego, bajo el agua.

Piensa que bajo el agua lo único que necesitamos es tener aire para respirar. Existirá aire de sobra en nuestra botella. De modo que cualquier eventualidad la solucionaremos bajo el agua, respirando tranquilos por nuestro regulador.

Tu bautizo de buceo.

Al finalizar el bautizo de buceo

Tras treinta o cuarenta minutos bajo el agua comenzaremos a ascender hacia la superficie junto a nuestro instructor/a. El controlará la velocidad de ascenso y no tendremos ningún problema en hacerlo correctamente. No obstante recuerda:

  • No hinchamos el chaleco para ascender a superficie. Jamás.
  • Vamos ascendiendo muy poco a poco, tirando de alteo suave.
  • En buceo nunca aguantamos el aire. Nunca. Pero mucho menos… durante el ascenso.
    • Jamás debemos aguantar la respiración. Pero si lo hacemos durante el ascenso la sobre expansión pulmonar estaría garantizada.
  • Una vez estemos en la superficie, podemos hinchar nuestro chaleco a tope, para flotar cómodamente en la superficie y a continuación seguiremos a nuestro instructor para practicar la salida (sea desde barco, desde playa o a plataforma).
    • Si es a barco o plataforma:
      • Nos quitaremos, con ayuda, las aletas y el cinturón de lastre. Después procederemos a subir al barco o la plataforma o quizás nos quiten también el chaleco, para subir de forma mucho más cómoda.
    • Si es desde playa:
      • Nos quitaremos con ayuda las aletas y mantendremos puestos la máscara y el regulador, con el chaleco hinchado.
      • Saldremos caminando con las aletas en la mano y nos deshincharemos el chaleco ni nos quitaremos máscara y regulador, hasta que hagamos pie y podamos salir tranquilamente por la orilla.

Mira todo lo que se siente al bucear por primera vez. Esto es lo que nos cuentan. 👍

De vuelta al centro de buceo, en el barco o caminando desde playa o mientras desmontamos equipos y comentamos qué tal ha ido esta impresionante experiencia no debemos olvidar:

  • Hidratarnos bien.
  • Proteger nuestra piel de la exposición solar.
  • Proteger nuestros ojos del sol.
  • Esperar un par de horas a nivel del mar.
  • Comer algo ligero y no consumir bebidas alcohólicas.
  • No volar ni subir puertos de montaña (de más de 800m) tras un mínimo de 12 horas.

👉 ¿Qué ocurre con volar y bucear?