Inmersión nocturna

Otro tipo de inmersión, que podemos calificar como «extra» o, como indican las certificadoras como PADI o SSI, de aventura es la inmersión nocturna. Es cierto que cuando llevamos pocos buceos en nuestro haber lo normal es no plantearnos bucear de noche. ¿Por qué bucear a oscuras? ¿Qué necesidad tenemos de «complicarnos la vida» buceando de noche? son algunas de las cuestiones que muchas personas se realizan.

La respuesta es sencilla y verdadera. Es que cuando lleves varias inmersiones y domines totalmente la técnica de buceo muy seguramente y más temprano que tarde te «picará el gusanillo» de realizar una inmersión nocturna. Ese es el motivo por el cual está muy bien realizarla en tu curso avanzado porque tendrás la confianza de que estás en un curso y la cercanía, en contacto y el mero hecho de realizarla con tu instructor seguro que te benefician en esta magnífica experiencia.

Por qué realizar inmersiones nocturnas

Resulta que cuando ya buceamos perfectamente y hemos probado a bucear en diversos lugares y en diferentes entornos de buceo, es posible que nos apetezca conocerlos también en la noche. Al igual que nos puede apetecer realizar senderismo, un paseo a caballo o un trail en bici de montaña por la noche, nos podrá apetecer conocer nuestro mundo submarino durante la noche.

Foco en la nocturna

Además la ausencia de luz hace que otros habitantes del azul aparezcan ya que durante el día permanecen en sus escondrijos; otras especies que ya conocías, tienen mucha más actividad durante la noche ya que salen a comer, reproducirse o a dar sus paseos nocturnos. Por ello es normal ver mucha más vida (en algunas zonas), vida diferente (en otras) y siempre las diferentes condiciones de luz nos van a aportar otro punto de vista de los puntos de buceo.

Las sombras, las luces de nuestros focos y las linternas de nuestros compañeros nos harán a lo que dicha inmersión es durante las horas de luz.

Por otro lado, será la luz que emiten los focos y linternas la que ilumine a los diferentes elementos de la inmersión. Como la absorción y dispersión de la luz de nuestros focos es casi nula, seremos capaces de ver los colores reales de los peces, los corales, las plantas y las rocas de la inmersión. Desde un vulgar mero, hasta un sofisticado nudibranquio, pasando por las rayas o los topos de una morena y los diferentes colores de los distintos tipos de rocas y coral no te van a parecer los mismos cuando realizas una inmersión nocturna.

Y ya no digamos si realizamos la inmersión en una cavidad de roca o en algún pecio. El ambiente que se crea con la oscuridad y la luz de nuestras linternas es realmente especial.

¿Te parecen pocos los motivos de realizar esta inmersión nocturna?

Además a una gran cantidad de personas, que tienen ya bastante experiencia de buceo, el buceo nocturno les produce ese pequeño punto más de adrenalina. Como se suelen realizar con menor frecuencia, las inmersiones nocturnas siempre son un plus en nuestro libro de buceo.

Algo nuevo en una inmersión nocturna

La verdad es que en cuanto a conocimientos, modificaciones en lo que respecta a la teoría de buceo o aspectos clave de tu curso avanzado no hay mucho que podamos señalar. Sí se hace necesario aportar algunos elementos fundamentales en la comunicación entre buceadores y obviamente debemos añadir algo más a nuestro equipo de buceo. Por lo demás nada cambia con respecto a lo que ya conoces:

  • Cercanía con el compañero
  • Sistema de parejas, sin alejarnos demasiado del grupo
  • Control de la profundidad y del manómetro
  • Regla de los tercios para realizar la inmersión
  • Descenso y ascenso controlados (recuerda bien todas las reglas)
  • Respiración normal, profunda y sosegada. No estrés. No miedo. No ansiedad.

Las mismas reglas que hemos de tener en cuenta en todos nuestros buceos y recordar que buceamos para divertirnos, no para pasarlo mal. En la noche es lo mismo:

Realizamos inmersiones nocturnas para divertirnos, no para sufrir, bucear con miedo o generar estrés.

Regla fundamental

Equipo que no debes olvidar en una inmersión nocturna

Foco de buceo

Un foco de buceo no es otra cosa que una linterna sumergible. Los hay de multitud de tamaños, potencias, tipos de luz, capacidad de la batería, los hay a pilas, con mando, accionados con botón, con gatillo o con giro en la cabeza del foco; los hay que se calientan mucho, otros que no, unos funcionan con luz led, otros con incandescente y como siempre, los hay de muy diversas calidades y precios.

Las cualidades que más nos interesará contrastar serán la cantidad de luz que emiten y la duración de la batería. Son las dos variables fundamentales que debemos contrastar con nuestras necesidades e intereses.

Debemos llevar dos linternas con nosotros. Es muy improbable que nos falle la principal si lleva su correcto mantenimiento y la carga de batería necesaria, pero en el caso de que justo en mitad de la inmersión se fundiese la lámpara o se estropeara la batería, el botón de encendido o le entrase agua siempre tendremos a mano nuestra linterna o foco auxiliar que nos permitirá terminar la inmersión de forma segura, sosegada y divertida. Si sumamos probabilidades llevando dos linternas cada miembro del grupo de la inmersión, las posibilidades de que alguien se quede sin luz son igual a cero. Por ello es importante contar con dos focos en lugar de uno solo.

Como ocurre con todos los elementos del equipo deberemos endulzarlo y lavarlo al terminar la inmersión, secarlo bien y seguir las instrucciones de mantenimiento del fabricante en cuanto a baterías, sustitución de juntas tóricas e inspección del correcto funcionamiento del interruptor. Cargar siempre la batería al 100% es otro aspecto a considerar antes de comenzar la inmersión nocturna.

Una consideración importante con el foco de buceo es conocer bien el tipo de foco que tenemos. En el manual de usuario y mantenimiento nos indicará bien cómo manejarlo. Pero debes saber que existe un tipo de focos, que dan muy buena luz, son muy potentes y generan demasiado calor, tanto que no debemos encenderlos fuera del agua. Están diseñados única y exclusivamente a usarlos dentro del agua y encender su luz fuera del agua puede dejarlos inservibles al quemarse su emisor.

Luces marcadoras

Las luces marcadoras, como su propio nombre indica son pequeños dispositivos que pueden ir a pila, también con batería o incluso pueden tratarse de simples luces químicas y nos sirven para indicar nuestra posición o la de algún objeto que deseamos marcar como puede ser el cabo por el que ascenderemos al finalizar la inmersión. No son obligatorias pero sí recomendables. Las podemos colocar en la parte alta, trasera de nuestro chaleco o incluso en la grifería de la botella para que nuestros compañeros de inmersión (al menos, nuestra pareja de buceo) nos tengan localizados en la distancia.

Si son químicas, sabemos que tienen una duración determinada y poco después de terminar la inmersión las tendremos que deshechar. Si funcionan con pila o batería, al igual que haremos con el resto del equipo, debemos guardarlas bien limpias, lavadas con agua dulce y perfectamente secas. No requieren de mayor atención, por lo general.

Flash de inmersión

El flash de inmersión es un gran foco tipo intermitente o fijo (suelen tener ambas opciones) y se coloca en el lugar donde hemos descendido o incluso se amarra al cabo de descenso a unos metros de profundidad o justo bajo la embarcación de apoyo en superficie. No se suele usar demasiado en la práctica pero sí es aconsejable, por ejemplo si ningún miembro del equipo conoce bien el punto de inmersión, si es nuestra primera vez en ese lugar o algo similar.

Son luces muy potentes que cuyos destellos siempre podremos ver durante nuestro buceo cuando nos demos la vuelta. Es la mejor forma de no desorientarse en ningún momento y poder realizar el ascenso de la inmersión nocturna terminando siempre en el lugar adecuado.

En la práctica es posible que jamás llegues a conocer este elemento ya que cuando realizamos nocturnas suele ser porque conocemos muy bien el punto de inmersión y nosotros, o alguno de los que va con nosotros, es un gran conocedor del lugar y es imposible que nos perdamos en la oscuridad.

Aspectos a tener en cuenta en la inmersión nocturna

A parte de las consideraciones del equipo que hemos señalado en el anterior punto, poco más debemos añadir cuando planifiquemos un buceo nocturno. Las técnicas que ya manejas en cuanto al entorno, la orientación y la navegación subacuática y en superficie son las mismas. Pero, si cabe, debemos prestar mucha más atención a cada una de ellas, ayudándonos de nuestro foco, nuestro compañero, el grupo de buceadores con el que vayamos a bucear, la visualización y preparación preinmersión y la correcta planificación del buceo en cuestión.

Sí es muy importante conocer las señales con las que nos comunicaremos en las inmersiones nocturnas. Obviamente debes conocer que éstas cambian con respecto a las señales que ya conoces y como es lógico vienen acompañadas del correcto uso de la linterna o foco de buceo. ¡Vamos allá!

Sólo deberás recordar dos aspectos fundamentales. Cómo preguntar y responder si todo va bien y cómo indicar y responder si algo no va bien.

  • Para preguntar si todo está bien realizaremos un circulo con nuestro foco o linterna de buceo. Del mismo modo si vemos que nuestro compañero nos responde dibujando un círculo con su luz, sabremos que nos está respondiendo positivamente.
  • Para indicar que algo no va bien (eh, tengo un problema): moveremos nuestra linterna de izquierda a derecha. Lo mismo para responder cuando nos pregunten si todo va bien y tengamos algo que solucionar.
    • Cuando tengamos la atención de nuestro instructor, guía o compañero de inmersión captada señalaremos el problema que tenemos en ese momento con las señales que ya conoces, pero las tendremos que hacer de una forma más clara, separada de nuestro cuerpo y enfocando con nuestra luz para que nos puedan entender:
      • Si no puedo compensar, me señalo el oído con la mano izquierda y con la derecha enfocaré con la linterna.
      • Si tenemos frio, haremos la señal, enfocando con la linterna.
      • Si nos queda poco aire o nos preguntan el aire, responderemos como siempre pero con la mano más alejada para que nos vean de forma clara. Lo mismo con el resto de señales.

Recuerda que cualquier comunicación que debamos hacer bajo el agua puede y debe ser pactada, de forma previa, en la planificación de la inmersión y ha de quedar fijada claramente por todos los que vayamos a bucear.

Como en toda inmersión

Quizás en las inmersiones nocturnas puedas utilizar unas señales diferentes a las estándares, para que sean más fácilmente reconocibles y sencillas de ejecutar. Lo importante es que todo quede aclarado, por y para todos, antes de sumergirnos. Por ello en toda inmersión, nocturna o no, hemos de repasar las señales que utilizaremos con todo el grupo de buceo.

Si tuviéramos que indicar una emergencia, la mayoría de focos disponen de un modo flash rápido o podríamos mover la linterna de izquierda a derecha o de arriba a abajo de forma muy rápida. De este modo estamos indicando presencia de contacto físico a nuestro compañero, guía o instructor en la inmersión.

Recuerda no enfocar directamente a la cara a tu compañero ni a ningún otro buceador. No es posible identificar lo que deseamos comunicar si le estamos cegando los ojos al receptor del mensaje.

Pura lógica

Del mismo modo hemos de saber que no es conveniente enfocar a los ojos de ningún animal que nos topemos en la inmersión. Unos se pueden asustar y dejaremos de disfrutar de su presencia, otros pueden verse amenazados y responder con alguna picadura. Recuerda siempre el respeto al entorno es la máxima del buceador, junto con la propia seguridad.

Repasa y ten presentes estos conocimientos que hemos añadido y ¡a disfrutar de tu primera nocturna!

Y ahora ya podemos pasar al siguiente tema. Otra inmersión de aventurero donde aprenderás a planificar inmersiones multinivel con tu computadora de buceo. Es una inmersión diferente a lo que quizás conoces hasta ahora pero créeme, cuando viajes por otros lugares diferentes habrá lugares preciosos, que no querrás perderte y que requieren realizar inmersiones multinivel. ¡Vamos a ello!