Reguladores de buceo baratos

En Buceitos.com trabajamos para recopilar, investigar y poder proporcionar la mejor información sobre los reguladores de buceo más baratos del mercado, si es que merecen la pena en la actualidad.

En primer lugar debemos saber que no son baratos. Son más económicos que otros. No debemos huir a reguladores muy baratos, de fabricantes desconocidos, con mala reputación y sin ningún tipo de garantía ni respaldo. El regulador nos proporciona el aire en nuestras inmersiones. Tiene que ser de calidad, buen funcionamiento y durabilidad. Todo ello se traduce en seguridad.

Los reguladores de buceo no tan baratos

Hablamos de reguladores que irán entre los 300 y los 600 euros. Es un desembolso económico a tener en cuenta, pero consideramos que en este rango de precios es posible tener un buen regulador, que se adapte a nuestras necesidades básicas del buceo recreativo. Sin los últimos sistemas ni avances tecnológicos, sin diseños rompedores y sin añadiduras que probablemente jamás necesitaremos. Pero reguladores bien fabricados, con garantía, con muy buen funcionamiento y perfectamente durables.

Reguladores baratos o no tan baratos, pero que cumplen su función y son perfectamente fiables y seguros, sin tener que desembolsar mil euros o más.

👉 Quizás te interese esta reseña sobre los packs de reguladores todo en uno: Regulador + Octopus + Manómetro

Los reguladores de buceo más baratos

Con este tipo de paks, en ocasiones podremos ahorrar un buen dinero.

✅ Una buena estrategia para elegir tu primer regulador: los centros de buceo

Cuando buscamos reguladores de buceo económicos es posible que sea nuestra primera vez. Totalmente lógico y natural: estamos empezando, quizás no buceamos mucho pero vemos que es un elemento muy importante en esto del buceo. ¡Claro que sí! de hecho, junto con el ordenador de buceo, es uno de los primeros elementos del equipo que deberíamos adquirir siempre.

Muy probablemente llevarás unas cuantas inmersiones alquilando tu equipo y… ahí está la prueba de este argumento. Fíjate en los reguladores que has llevado por los distintos centros de buceo que hayas pasado. Unos se casan con SEAC, otros con Mares, otros muchos con Cressi, algunos con ScubaPro… Da igual. Existen varias marcas reconocidas y olvídate de lo que te cuenten: son todas muy parecidas a igualdad de segmento en sus productos.

Ahí es donde debemos fijarnos: en el segmento del producto. Los centros de buceo suelen tener este segmento de reguladores del que estamos hablando. Conjuntos de reguladores que rondan los 300€ – 400€, más o menos.

¿Por qué?

  • Son sencillos, su funcionamiento es básico y fiable.
  • Su mantenimiento es más simple y por ende, más económico.
  • Son durables y resistentes, siempre que estén bien cuidados y mantenidos.
  • Es más sencillo encontrar quien los revise.
  • Suelen ser reguladores muy vendidos. Garantiza no tener problemas para adquirir piezas, sustituciones, etc.
  • Son más económicos y se amortizan mucho antes.
  • Pero sobre todo: son seguros, confiables y muy fiables en su funcionamiento. Por eso están en los centros y clubs que alquilan equipos. Lógico, ¿no?

Por ello lo importante es que elijamos en función de nuestras necesidades

No pienses que un regulador de 1800 euros es más seguro y fiable que uno de 400. No son iguales, claro que no. Pero el primero destaca por otros aspectos, componentes, añadidos y seguramente calidades de los materiales, pero seguros y fiables son ambos.

Además, sea barato o más caro, lo realmente importante es que llevemos al día su correcto mantenimiento. Endulzado tras los buceos, proceso de limpieza y secado, correcto almacenaje y sobre todo sus revisiones y mantenimiento. Si hacemos todo correctamente tendremos regulador para muchos años, sin importar si se trata de un regulador de buceo barato.

👉 Mira esta guía para no perderte nada acerca del funcionamiento, las partes y el correcto mantenimiento de tu regulador de buceo

Reguladores baratos por su calidad

Hemos de tener mucho cuidado con ello. Por ello desde el principio hemos dejado bien claro que no debemos huir a los reguladores más baratos de marcas que nadie conoce. Existen marcas totalmente desconocidas, fabricantes que no cumplen normativas y por tanto no llevarán el marcado CE y por tanto, son reguladores de buceo muy baratos. Que, por otro lado, podrían salir muy caros. Adquiere tu regulador de buceo a un fabricante reconocido. Existen de diversos diseños, materiales y calidades pero todos son completamente fiables, cumplen las normativas y ofrecen su garantía.

Reguladores de buceo económicos por su composición

Como es lógico podemos encontrar reguladores que nos parecerán muy baratos en inicio. Tras observar bien el producto nos podemos topar con que el precio únicamente se refería a la segunda etapa con su latiguillo, sólo era el octopus o quizás el precio solo se refería a la primera etapa.

Debemos comprobar qué es lo que necesitamos o estamos buscando:

  • Primera etapa
  • Primera etapa y segunda
  • Primera etapa, segunda y octopus
  • Primera etapa, las dos segundas etapas con sus latiguillos y un manómetro
  • Todo el kit completo y además la bolsa para el regulador

Encontraremos ofertas de todo tipo, pero para poder comparar si realmente estamos ante un regulador de buceo barato tenemos que desagregar la oferta y analizar bien qué elementos componen dicha oferta. De otro modo… lo que parece barato puede no serlo tanto.

Reguladores más baratos pero de segunda mano

Otra manera de encontrar nuestro regulador de buceo a precios más bajos es buscar el regulador que nos gustaría tener pero en el mercado de segunda mano. En este caso podríamos encontrar realmente una buena oferta y llevarnos un regulador de más calidad que la esperada.

En cambio no será una labor sencilla. Tengamos siempre estos aspectos en cuenta:

  • Quién ha usado ese regulador
  • Cómo lo habrá tratado
  • ¿Tendrá las horas o inmersiones que nos han dicho?
  • ¿Habrá llevado sus mantenimientos y sustituciones a tiempo?
  • Proviene o no de una avería anterior…

Son incógnitas muy relevantes que, generalmente no sabremos nunca con certeza. Es lo que tiene el mercado de segunda mano.

Desde Buceitos.com no recomendamos la compra de segunda mano en este tipo de material de buceo. En otros elementos como el traje, el chaleco o unas aletas podremos analizar a primera vista el uso y el trato que hayan tenido, así como el paso del tiempo. Pero en un regulador… las cosas cambian. Creemos que es mejor estrenar algo más sencillo que adquirir algo más completo o de mayor calidad pero de segunda mano.

No obstante podremos encontrar muy buenos reguladores de segunda mano en los siguientes casos:

  • Proviene de nuestro compañero o compañera de buceo y sabemos que lo ha cuidado.
  • Nos lo puede vender un amigo que ya no lo quiere, pero confiamos en su venta.
  • Algunos centros de buceo usan mucho sus reguladores, pero los cambian cada temporada. Puede ser una gran ocasión ya que los centros de buceo (aunque nos parezca que lleven un trato peor) analizan, revisan, sustituyen y hacen su mantenimiento de la forma adecuada ya que, entre cosas, les obliga la ley. Un regulador de calidad, usado solamente durante una temporada, podría ser un regulador perfecto. Ahora bien… solemos preferir estrenar el nuestro.

En cualquiera de estos casos, antes de adquirirlo, pregunta al vendedor si puedes acercarlo a un servicio técnico antes de la venta. En el servicio técnico te asesorarán a la perfección y te informarán si estás ante una gran ocasión o… ¡mejor estrenar!

Regulador de buceo online